viernes, 26 de agosto de 2016

Mujica tendrá un espacio televisivo quincenal en Deutsche Welle

Mujica tendrá un espacio televisivo quincenal en Deutsche Welle



En primera instancia uno piensa que, o bien los alemanes se volvieron locos o quieren un bufón para que los divierta con sus chanzas a lo Cantinflas.

Reflexionando en forma más fría:
estas empresas alemanas no dan puntada sin hilo. Les conviene un guerrillero arrepentido renegado que le transmita a la juventud alemana que no vale la pena la acción directa y que es mejor votar cada 4 o 5 años y resignarse a ser peón y tener peores condiciones de vida y aceptar los privilegios de los poderosos.

?Quien cree que la consideración que le muestran Obama, Rockefeller y Soros, entre otros muchos, a Mujica es por su linda cara?
Para ellos no hay nada mejor que un guerrillero arrepentido, derrotado y culpable para disuadir a toda una generación que no aguanta más la opresión, la violencia guerrera y bombardera, el despilfarro y la desigualdad, de explotar a nivel mundial.

Tenemos que recordar la famosa guerrilla alemana Fracción del Ejército Rojo, también llamada el movimiento Baader-Meinhoff que fue verdaderamente serio y problemático para las autoridades alemanas para reducir. 

Y que los tupamaros tuvieron una fama inexpugnable en Alemania y aún en toda Europa, donde los investigadores siguen escribiendo tesis sobre el sorprendente y admirable movimiento tupamaro, derrotado militarmente para quienes piensan en lo mecánicamente militar ante todo, pero triunfante abrumadoramente en la esfera política del pueblo uruguayo a quien estaba dirigido, que permitió a farsantes simuladores de tupamaros como Mujica, Huidobro, Sendic Rodríguez y otros muchos encaramarse en posiciones gubernamentales.
Sí, señores, los duros guerrilleros alemanes tenían una admiración sin límites por los tupamaros uruguayos.


Los fascistas y los milicos uruguayos quieren creer o quieren hacer creer que el fenómeno tupamaro se concentra sólo en el medio local uruguayo. No saben, no quieren saber, o no quieren que se sepa que los tupamaros uruguayos tienen una fama mundial, por su originalidad, su audacia, su falta de terrorismo y su calidad humana y política que trascienden largamente las fronteras del Río de la Plata y los han hecho admirar aun en los EEUU donde todavía muestran al público asombrado algunas de las increíbles creaciones y hazañas épicas de este movimiento espectacular y ejemplar.
Basta observar algunas de las pocas fotos que se encuentran a raudales en internet, para darse cuenta que no son locales los que allí se muestran como tupamaros.


Volverán, sí, los auténticos tupamaros volverán y serán mundiales; los amigos de los oprimidos y de los humildes, los enemigos de los explotadores y sus lacayos los milicos volverán; volverán porque hace falta justicia en Uruguay y en el mundo, porque hace falta una Cárcel del Pueblo mundial para los genocidas, para los Bush, los Blair, los Aznar, los Netanyahu y tantos otros culpables de la muerte de miles y centenares de miles de seres humanos; por más que les pese a las grandes empresas alemanas, a Deutsche Welle y a las otras.


Los va a traer de vuelta el desastre ecológico, así como el desastre económico: el despilfarro que hace a algunos tremendamente ricos y a otros los priva hasta de la alimentación y del agua. Volverán porque ellos quedaron en la epopeya histórica de los pobres y los esclavos del mundo entero.


Ricardo Ferré
Lund, 25 de agosto de 2016


http://www.espectador.com/sociedad/340135/mujica-tendra-un-espacio-televisivo-quincenal-en-deutsche-welle













sábado, 6 de agosto de 2016

Amodio y Huidobro

Amodio y Huidobro
Lo encontré a Amodio Pérez, el famoso traidor, en el cuarto o quinto piso de la Jefatura de Policía de Montevideo. Me habían llevado allí dos o tres tiras (policías de particular) en un conocido modelo de auto policial de particular, un Maverick. Yo estaba sólo de paso, pues me llevaban al cuartel de Mercedes, de donde había venido mi requerimiento. Me metieron en una celda y a veces abrían la mirilla y podía ver el corredor entre las celdas afuera. Desde abajo, por los pozos de aire, reverberaban como psicodélicamente los ecos de cantos fervorosos de mujeres tupamaras presas en ese lugar; a raíz de una fuga masiva de 38 subversivas 1, todas las presas tupamaras habían sido trasladadas hacia allí.. Se oía “…danza de viento y juncal, prenda de los tupamaros, flor de la Banda Oriental…”2. Se notaba que cantaban en gran parte para dar ánimo a los compañeros que estábamos incomunicados y/o torturados en ese lugar. 


Me llamó la atención ver a un preso que tenía la puerta de la celda totalmente abierta y que disponía de tanta fruta que hasta me hizo llegar una naranja, si no recuerdo mal. Lo primero que pensé, como yo no conocía a Amodio, es que se trataba de alguna cuestión de delitos socioeconómicos, cuyos responsables suelen disponer de mucho dinero y muchos recursos.
Yo había estado durante la militancia con su pareja, Alicia Rey Morales. En 1969, en ocasión de que habían caído presos los integrantes de la dirección y la subdirección y la organización estaba entonces tambaleante, todos los que habíamos quedado libres nos afanábamos por mostrar la presencia del MLN Tupamaros como que aún estaba vivo y que seguíamos peleando. Entonces hice un contacto con Fructuoso (cuyo nombre verdadero que yo desconocía entonces era Nelson Berreta), compañero asesinado en el año 72, que había quedado a cargo de mi columna Interior-Sur, cerca de la vieja Estación Central de Ferrocarril. Fructuoso me llevó mirando para abajo, procedimiento común de seguridad, para que no pudiera identificar el local, a un departamento del que lo único que pude y quise saber es que quedaba en la avenida Agraciada, no lejos del Palacio Legislativo. Allí me encontré con la que más tarde supe que era Alicia, cuyo seudónimo era Carmela, para coordinar alguna acción. 


Amodio y su compañera se echaron en esa ocasión todo el peso de mantener viva a la organización.
Es evidente que entonces aún eran leales, pues podían haber hundido todo si así lo hubieran querido.
En la Jefatura de Policía de Montevideo yo no sabía entonces quien era ese que yo creí “delincuente socioeconómico”.
Mucho más tarde mi compañera, a quien le habían dejado la puerta de la celda abierta porque estaba embarazada y enferma, me contó que ella también había recibido una fruta de aquel, un meloncito en el que él había escrito con la uña en la cáscara su nombre: Amodio.
Esto es lo anecdótico. Lo importante que me deslumbró luego en un análisis que me llevó casi una vida y muchas vivencias duras es que considero que hubo toda una gama de “Amodios”, en la epidemia de diferentes grados de “amodiosis” que despertó la tortura sistemática.
La epidemia tiene los síntomas de una cierta megalomanía derivada del endiosamiento que todos teníamos por los cuadros de dirección tupamaros por la que éstos, aun algunos cuadros intermedios, creían que eran tan intocables que se podían permitir negociar para aliviar sus condiciones de tortura o reclusión. Este rasgo es posiblemente difícil de entender para los foráneos, pero hay que tener en cuenta que uno de los principios que se divulgaban en la interna era de que si venía una bala dirigida hacia un cuadro, cualquiera de las bases que pudiera tenía que colocarse delante de la bala. Naturalmente la posición del Bebe Sendic y de otros inspirados por su ejemplo o imbuidos de sus mismos principios era la opuesta; él se pondría delante de la bala para impedir que perforara a un compañero aunque éste fuera de base, tal vez aun más en este caso. Podríamos tal vez intentar resumir la filosofía de los dirigentes negociadores con la frase “yo soy tan importante para la organización y por ende la revolución que no importa si caen algunos compañeros inferiores como resultado de que yo negocie con los militares para salvarme; la revolución bien vale la pena que cueste la caída de algunos menores porque en ella se van a redimir todos”. 


Es comprensible que nadie quiera renunciar al respeto, más bien la adoración, de sus compañeros, en particular porque éstos son reconocidos por ser particularmente valiosos y duros. Por eso se entiende la posición de seguir sin reconocer los fallos humanos que se haya tenido bajo el maltrato inhumano al límite; debe ser muy duro aceptar debilidades propias y bajar de su pedestal. A su vez este disimulo puede llevar a mantener toda una posición impostada y que ésta influya en las decisiones políticas.
No es sino recientemente que me alumbró esta duda, a la luz desgarradora y terrible de que viejos líderes quieran dejar ir a “viejitos” torturadores, ahora presos, para su casa en nombre del perdón, que aboguen por aumentar los sueldos de los militares, mientras que afirman que la docencia es un apostolado no rentable, que defiendan a militares asesinos de su extradición, que no apoyen la anulación de la ley que otorga impunidad a los torturadores y delincuentes contra los derechos humanos, que impulsen que se manden tropas uruguayas a Haití y otros países en “misiones de la paz” de la ONU, que se apoyen maniobras militares conjuntas con los yanquis, que acusen a los familiares de desaparecidos de afán de lucro, que califiquen a los militares extraditados a Chile y hallados culpables por la justicia chilena de “presos políticos”…
Recientemente falleció uno de los viejos líderes del MLN-Tupamaros histórico.
Dentro del Curriculum Vitae de este personaje destacado del gobierno podemos señalar:
la defensa de los siguientes militares:
1 Calcagno
por ROGER RODRÍGUEZ, PUBLICADO EN CARAS & CARETAS EL VIERNES 15 DE FEBRERO DE 2013
2 Radaelli
3 Sarli
4 Casella
Ver 4 5
5 Dalmao 6
Otros de sus méritos son:
6 Cuartel No. 13, impide inspección de juez
7 Defiende al militar Juan Carlos Gómez,con responsabilidad en la muerte de Roberto Gomensoro7
8 Obstruye la investigación sobre el accidente del avión de Air Class, en la que estaría implicada la Fuerza Aérea.
9 Defiende la presencia de tropas a Haití8
10 Encubre la violación del joven haitiano por militares uruguayos
11 Haití – Encubre la denuncia de irregularidades con lanchas y combustible cometidas por las tropas uruguayas
12 Ataque a familiares de desaparecidos  atribuyendo canallescamente su militancia a cuestiones económicas.
13. Quería enviar tropas uruguayas a Iraq, de acuerdo con el general Víctor Licandro
11.
14. En el año 1972, en el cuartel Florida, quiso negociar la rendición incondicional y colaboró con los oficiales del mismo cuartel10.
15. En el año 1977 releva a 39 compañeros del MLN-T que estaban en libertad, para las Fuerzas Armadas.


Tanto los propios tupamaros; me refiero a todos los tupamaros, ya fueran del MLN-T, como del OPR33, de FARO, del PCR como de otras organizaciones de acción directa revolucionarias consideraron a las Fuerzas Armadas como su enemigo, agresor y opresor de todas la fuerzas populares y defensores de los privilegiados en la sociedad. Los propios militares consideraron obviamente a los mismos tupamaros como sus enemigos, los torturaron, encarcelaron, violaron a hombres y mujeres, secuestraron y vendieron sus niños y asesinaron a muchos de sus compañeros.
?Cabe alguna duda de que Eleuterio Fernández Huidobro se cambió de bando?
?Como se les llama a los luchadores que se pasan a filas del enemigo?


Ricardo Ferré
Lund, 06-08-2016












sábado, 16 de julio de 2016

Atentado en Niza: mega terrorismo y mini terrorismo

Atentado en Niza: mega terrorismo y mini terrorismo


Este jueves 14 de julio pasado fue perpetrado otro atentado, esta vez en la ciudad de Niza, en Francia que se suma a los otros atentados en Francia y en Bélgica recientes.
Obviamente condenamos este terrorismo ciego que golpea a la gente común, sin ninguna discriminación.
Los tupamaros orientales tuvieron la orientación de Raúl Sendic, el Bebe, el auténtico, de no realizar atentados terroristas, y esta orientación fue cumplida salvo excepciones que deben ser consideradas errores tácticos y aun estratégicos.
De todos modos se comprende que esta gente agredida, humillada, bombardeada, acosada por los mega terroristas de estado golpee ciegamente como el perro callejero perseguido que muerde sin tener en cuenta si la mano que se le acerca es para golpearlo o para acariciarlo.
Los últimos golpes de los mega terroristas geopolíticos han sido abrumadores e innumerables:
En Afganistán presuntamente para erradicar la base de Osama bin Ladin y Al Qaeda.
En Irak presuntamente para erradicar armas de destrucción masivas obviamente inexistentes; en la práctica para quedarse con el control del petróleo iraquí y eliminar la amenaza de Saddam Hussein de pasar los petrodólares a euros.


En Libia presuntamente para detener una masacre de civiles, perpetrando en la práctica una masacre peor bombardeando y destruyendo y convirtiendo al país más próspero y progresista de África en un envoltorio caótico de luchas entre facciones violentas.
En Siria presuntamente para combatir una tiranía e impartir democracia a base de bombazos y terrorismo de ISIS y otras facciones insurgentes, en la práctica detrás del petróleo y los recursos naturales sirios.
En Ucrania presuntamente para combatir la influencia rusa; dejando en la práctica el país en manos de fascistas y produciendo una división del país.
En Venezuela presuntamente para inducir un régimen con una democracia más a gusto del imperio, en la práctica apuntando a las reservas de hidrocarburos y los enormes recursos naturales del país.
Muchas de estas acciones han estado amparadas en la famosa “lucha contra el terrorismo”, incrementada a partir de los atentados a las Torres Gemelas, que actualmente se vislumbran cada vez más asociados a bandera falsa y vinculados a los servicios de inteligencia norteamericanos e israelíes.
En realidad esta pseudo lucha contra el terrorismo, no ha hecho más que incrementar las acciones y el peligro del mini terrorismo, enviando a millones de refugiados desesperados a ser confinados en las fronteras europeas, de Siria, de Irak, de Libia, de Kurdistán, de los países africanos asolados por la explotación y las luchas armadas alimentadas por Europa y los EEUU…


A cuántos de estos refugiados la desesperación los va a empujar a realizar actos terroristas unidos a los grupos existentes o a nuevos grupos?
Ante este panorama es necesario entender algo que ayuda mucho a explicar las acciones de los gobiernos mega terroristas de Europa, EEUU, la OTAN e Israel. y sus aliados en las monarquías tiránicas árabes: los gobiernos no actúan en defensa de su pueblo; actúan solamente protegiendo los intereses de sus poderosos.
En particular, en EEUU las elecciones de presidente, poder ejecutivo y senadores no pueden ser posibles sin el apoyo financiero de las grandes empresas, quedando así los poderes públicos subordinados a los intereses económicos de éstas.


Actualmente las elecciones se dirimen entre un extraño oligarca megalómano y una psicópata siniestra que llegó a festejar ruidosamente con un pretendido ingenio la trágica muerte violenta de Gadafi, empalado en una bayoneta.
Y la gente común se ve obligada a soportar los vaivenes entre el mega terrorismo estatal de EEUU, su OTAN, Europa, Israel y las monarquías petroleras árabes, y el mini terrorismo del Estado Islámico, Al Qaeda y mil otros movimiento suicidas.
Todos los que nos informamos sabemos de las relaciones entre los aparatos de inteligencia de los mega terroristas con los movimientos mini terroristas: la creación, entrenamiento y armamento del Estado Islámico, al Qaeda y otros movimientos cuando sirvieron o sirven a sus intereses geoeconómicos y geopolíticos.
Vamos a reiterar para que quede claro: los gobiernos en general no están para servir al pueblo sino para servir a los intereses de los poderosos que tienen el poder real por detrás y por encima de ellos.
Intentar explicar y comprender los atentados mini terroristas sin esta premisa es una tarea enloquecedora.

Ricardo Ferré
Lund, julio de 2016











 

domingo, 8 de mayo de 2016

Demolición total de la propuesta cavernícola

Demolición total de la propuesta cavernícola




Peregrina propuesta del comandante en jefe del Ejército
Hace unos días el comandante en jefe del ejército, Gral. Guido Manini Ríos lanzó a la prensa la propuesta de que la institución que él comanda se encargara de la educación de los jóvenes llamados Ni-Ni, o sea que no estudian ni trabajan1.
La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendy(!!) consideró posteriormente, el día 6 de mayo, en forma positiva el aprendizaje de oficios en el ejército, tras la reiteración de la propuesta por el comandante5.


La sociedad:
Puesto que se necesitaría un esfuerzo económico enorme del país para llevar a cabo esta propuesta, hay que examinarla con un criterio de concurso de oposición y méritos y comparar lo que podrían realizar otras instituciones disponiendo de ese caudal. No se trata de un concurso formal, sino de establecer criterios y evaluar la propuesta teniendo en cuenta los diferentes organismos sociales que están encargados de la tarea, en este caso educativa, en nuestro país, por ejemplo, la administración de enseñanza primaria, la organización de enseñanza secundaria, la UTU, la Universidad de la República, las universidades privadas y los institutos de enseñanza privada.

Es necesario tener en cuenta que la educación no es transmitir contenidos, sino más bien valores, sociales entre otros, tales como: generosidad, solidaridad, honestidad, laboriosidad, espíritu crítico, etc. El alumno debe saber de qué manera sus conocimientos sirven a la sociedad, pero no sólo eso, sino sobre todo, cómo él o ella deben contribuir en tanto seres humanos, aun más allá de sus conocimientos técnicos.



Cuáles son las instituciones competidoras?
Existen en el país varias instituciones con expresos fines pedagógicos, tales como la Universidad de la República, universidades privadas, la ANEP, Enseñanza Secundaria, la UTU, y otras instituciones privadas. Todas ellas tienen un aval histórico del estado o bien deben ser autorizadas por el ministerio correspondiente. No cualquiera puede recibir los permisos pertinentes sin antes haber demostrado a cabalidad que cumple las condiciones que la sociedad exige para poder impartir educación.
Ése no es el caso de las instituciones armadas. Su función es la defensa del pueblo oriental en caso de ataque exterior.
Nuestras fuerzas armadas no cumplen esta condición. Es totalmente inverosímil que puedan enfrentar a los posibles agresores en un enfrentamiento bélico convencional. Tanto Argentina como Brasil poseen fuerzas armadas imposibles de enfrentar de esta manera, y ellos son posibles agresores por motivos geográficos e históricos. Otro posible agresor que posee antecedentes históricos de invasiones y agresiones a países hermanos de América Latina es EEUU, con unas 48 diferentes intervenciones tanto directas como indirectas2.
Es absurdo suponer que nuestras fuerzas armadas puedan oponerse a estos posibles agresores. Más aún: consultadas paranoicamente por el presidente Tabaré Vázquez en su período anterior contestaron que en caso de invasión argentina la única respuesta razonable sería la resistencia por medio de guerrilla. Entre paréntesis, las Fuerzas Armadas tienen cero experiencia en este rubro. ¿Cuales son las organizaciones nacionales que sí tienen experiencia previa en resistencia guerrillera, y esto aún hecho de forma honoraria y a costa de severísimos riesgos?
O sea, en el caso presunto de invasión por un poder extranjero: ¿quienes son los que lo pueden defender?
Ahora las Fuerzas Armadas pretenden introducirse también en el campo de la enseñanza: estudiemos y analicemos sus aptitudes para ello.


Baño de liceo: ?no sería mejor destinar los recursos a las instituciones establecidas para que ellas establezcan un programa para los Ni-Ni?


La posición de los pedagogos

La posición de los pedagogos está marcando desde el tiempo de Pestalozzi un rechazo total a la formación autoritaria-jerárquica del tipo militar. Más aún: la pedagogía entera nace como reacción a la educación autoritaria-jerárquica en que el maestro es considerado una autoridad superior al alumno. Ni hablar de que una institución basada en la autoridad-jerarquía, que imparte la obediencia como doctrina pueda ser considerada por ninguna corriente pedagógica. Desde Pestalozzi a principios de 1800, que parte de J. J. Rousseau, pasando por Decroly, Dewey, María Montessori, Waldorf…muestran un rechazo total a este tipo de enseñanza. Ni hablar de nuestro pedagogo latinoamericano Paulo Freire. Sólo el título de una de sus obras ya habla en forma elocuente sobre el contenido de su pedagogía libertaria: “La educación como práctica de la libertad”.
Toda la pedagogía está marcando que la humanidad debe encontrar otros medios para la resolución de conflictos fuera de la guerra. En la época de Pestalozzi y hasta hace algunas décadas esto se podía considerar una posición idealista. Hoy en día ya no se trata de eso, sino de que ya es perentorio que la humanidad encuentre otras formas de resolver las contradicciones si es que va a sobrevivir.



Aula liceal: ?no sería mejor destinar los recursos a las instituciones establecidas?

Concurso de oposición y méritos
En un concurso de oposición y méritos se consideran tres variables:
- Estudios sobre la materia
- Experiencia de trabajo incluyendo resultados obtenidos
- Otros méritos como pueden ser obras y trabajos teóricos realizados, participación y contribuciones en congresos y conferencias, etc.
Estudios sobre la materia
Las Fuerzas Armadas, el Ejército en particular disponen entre sus aproximadamente 25.000 efectivos, algunos miles de oficiales que han cursado estudios sobre su especialidad. Podemos aceptar en forma muy benévola que parte de esos estudios puedan considerarse como en cierta medida pedagógicos en el sentido de que los oficiales transmitirán conocimientos a la tropa y a los suboficiales, quienes también deben transmitir enseñanzas a sus subalternos.
Pero, tanto la enseñanza primaria con sus cuatro años de estudios específicos sobre la materia, como enseñanza secundaria, como la UTU tienen una foja de estudios abrumadoramente superior. Ni hablar de la Universidad de la República. Las universidades privadas y otros institutos de enseñanza tienen exactamente las mismas exigencias.
Tenemos que extraer una conclusión abrumadora: todas las instituciones de enseñanza reconocidas tienen una foja de estudios tan superior que no puede ni compararse con la de las Fuerzas Armadas.

Experiencia y resultados en la materia
Todas las instituciones de enseñanza reconocidas han dado miles de ciudadanos ilustres que han contribuido con nuestra sociedad: profesionales como ingenieros, arquitectos, químicos, médicos, abogados, escribanos, y también artistas como pintores, escritores, poetas, escultores, pensadores como filósofos y pedagogos, etc. Hacer siquiera una lista mínima sería muy trabajoso y, por otra parte, innecesario, puesto que todos conocemos los frutos sociales de estas instituciones.
?Cuáles son los hombres ilustres producidos por las instituciones militares?
La lista es mínima.
Pero lo que más llama la atención es que los militares más ilustres, tales como el general Licandro, no sólo han tenido formación civil, en el caso de Licandro en la Facultad de Arquitectura, sino además han sido rechazados por sus propios colegas militares y anatematizados como ajenos a ese cuerpo.
En lo que sí han afectado las Fuerzas Armadas es en la destrucción tanto de valores culturales como de hombres ilustres. Mencionemos mínimamente el caso del matemático José Luis Massera, conocido mundialmente y cuyas obras se encuentran en todas las bibliotecas universitarias de matemática del mundo. Massera estuvo preso en el Penal de Libertad y fue vejado por las fuerzas armadas. Pero hay cientos de casos parecidos a los de este gran matemático que sería demasiado largo enumerar.
Tenemos también que enumerar aquí como productos de la educación militar a los 326 oficiales denunciados como torturadores3.
Los peores criminales de masas, torturadores, violadores, secuestradores y vendedores de bebés, asesinos y desaparecedores de la historia del país han salido de esas filas y de esa enseñanza autoritaria. Y no es que nosotros asociemos a la institución militar actual con las viejas prácticas: sus integrantes se asocian voluntariamente a ellas por medio de solidarizarse con los criminales que hemos mencionado, aprobar sus actos atroces, negarse a aceptar su responsabilidad y a colaborar con la búsqueda de los desaparecidos. Con esto ellos se identifican espontáneamente con sus antecesores de los años ´70: ?no fueron las fuerzas armadas que dieron un golpe de estado y disolvieron las instituciones del estado?.
El general Licandro lo expresó con total claridad:
El general retirado Víctor Licandro aseguró que a pesar de sentirse militar no podrá reencontrarse con la institución "hasta que no se produzca una depuración". En entrevista con el semanario Crónicas, Licandro dijo que "todos los días se reiteran hechos en que uno ve que estas Fuerzas Armadas son la prolongación de las Fuerzas Armadas de la dictadura".
"Leo los diarios y veo la televisión, y yo conozco por dentro a las Fuerzas Armadas, y esa muestra ya me sirve. Leo los discursos de los centros sociales y los comandantes con mucha atención y eso me da la pauta", señaló.
En ese sentido añadió que a su entender "las Fuerzas Armadas no han cambiado. Cambiaron los hombres pero hay una gran presencia de hijos y nietos de aquellos, de aquella época. Y aquellos siguen hablando en los centros y diciendo que fueron salvadores de la patria y reclamando el reconocimiento de la sociedad. No han captado que la sociedad los ha rechazado una y otra vez. Yo no veo el camino para integrarlas a la sociedad hoy", concluyó Licandro oponiéndose a la intención que ha repetido una y otra vez el presidente José Mujica.4

Otros méritos como libros escritos, contribuciones y participaciones en congresos y conferencias
Todas las instituciones de enseñanza han acumulado a través de los años incontables producciones culturales y científicas.
No conocemos ninguna de relevancia producida por las instituciones militares.



Reacciones en redes sociales:
YO ESTOY DE ACUERDO Y TU ???

 Esos no tienen arreglo Maninni

jaja yo etoy de acuerdo,, y tambien comparto con ana maria,, pero hay que dejarcelos al ejercito y olvidarnos,, si los educan a mango, no interponerse

En general las reacciones en las redes sociales muestran algunas características:
- se consideran a los Ni-Ni como “ellos” ajenos a la gente común, no se los considera como hermanos, hijos, sobrinos, nietos o amigos, se los aliena totalmente.
- se considera que se merecen el trato riguroso que se piensa van a recibir en las fuerzas armadas.
- se considera que este trato autoritario severo podrá influir positivamente en la formación de estos jóvenes.
Tan sólo queremos plantear lo más objetivamente posible la recepción en algunos círculos de la propuesta militar.
Nosotros, como docentes, los consideraríamos, por el contrario como nuestros hermanos o hijos que necesitan y merecen la misma educación que cualquier otro hijo de la patria. Nos llama la atención y nos avergüenza en cierto modo la falta de solidaridad que hemos visto en algunas reacciones en las redes sociales y su falta de pensamiento crítico, la aceptación irracional de una propuesta brutal, bien del tipo militar.

Queremos finalizar esta nota señalando nuevamente que
toda la pedagogía está marcando que la humanidad debe encontrar otros medios para la resolución de conflictos fuera de la guerra. En la época de Pestalozzi y hasta hace algunas décadas esto se podía considerar una posición idealista. Hoy en día ya no se trata de eso, sino de que ya es perentorio que la humanidad encuentre otras formas de resolver las contradicciones si es que va a sobrevivir.
Empecemos por eliminar nuestras fuerzas armadas inútiles y onerosas para sustituirlas por guardias nacionales que salvaguarden nuestra soberanía por agua, tierra y aire, con verdadero espíritu artiguista de amor por nuestro pueblo.
Rechacemos la propuesta de asignar funciones de enseñanza a una institución desprestigiada y sin competencia para la tarea.

Ricardo Ferré
Lund, 8 de mayo de 2016




1http://www.elpais.com.uy/informacion/ejercito-dice-que-educar-ni.html

2http://www.voltairenet.org/article125406.html

3http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.se/2011/05/lista-de-uruguayos-denunciados-por.html

4http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.se/2010/10/licandro-no-veo-el-camino-para-integrar.html

5http://elmuertoquehabla.blogspot.se/2016/05/otra-que-tiene-apellido.html

lunes, 11 de enero de 2016

Tupamaros y Revolución, ahora

Tupamaros y Revolución, ahora




Ricardo Ferré, diciembre de 2015

Los tupamaros orientales de los últimos años tuvieron un claro antepasado en los tupamaros orientales conducidos por Artigas en el siglo XIX. Obtuvieron su nombre de los propios españoles que se mofaban de ellos asociándolos con la fallida Gran Rebelión acaudillada por el inca Tupac Amaru, José Gabriel Condorcanqui, en Perú en 17801.




Tenemos que señalar que el ejército tupamaro de Artigas, por llamarlo con el mismo nombre con el que se le conoció en aquella época, tenía varias diferencias fundamentales con el actual, pese a que éste señala falsamente su origen en la Batalla de Las Piedras.
En primer lugar, los tupamaros de Artigas no eran remunerados. Actuaban por convicción con la única satisfacción de cumplir con su deber y su ansia de justicia y liberación del yugo y la dominación de la colonización española.
En segundo lugar, se rebelaban contra un estado opresor, el español en ese momento.
Formaban una masa heterogénea, distinguida por esa rebeldía, especialmente encarnada en los gauchos, que querían liberarse de la opresión, pero también por las tropas que le fueron fieles a Artigas hasta el final, los negros que querían sacudirse la esclavitud y que se jugaban la vida de varias maneras, los indios, tanto charrúas como guaraníes especialmente expuestos al desarraigo y la represión y por familias y sectores enteros de criollos que creyeron firmemente en las ideas libertarias de su líder.
Aun más notable y más ensalzante de la grandeza de Artigas fue que todo un pueblo oriental lo siguió al Éxodo, y no sólo tropas beligerantes; familias enteras con todas las propiedades que pudieron transportar lo hicieron.


El ejército uruguayo
El ejército actual no tiene entonces su origen en las montoneras gauchas, indias y negras del caudillo oriental. Su origen fue establecido por Venancio Flores, considerado por el historiador Carlos Machado3 como el traidor más grande de la historia oriental, cuando, impulsado por el imperio inglés asaltó el gobierno legítimo de Berro apoyado militarmente por el imperio de Brasil iniciando su vergonzosa traición masacrando a los resistentes de Florida y luego de Paysandú, pese a la heroica resistencia del pueblo de este último, acaudillado por Leandro Gómez, quien fue asesinado junto con las últimas de las tropas patriotas.



Comandante con el zapato de Julio Castro

Luego de estas acciones repugnantes, el ejército de Venancio Flores4, antecesor del actual, se unió a los de Brasil y Argentina para masacrar al heroico pueblo paraguayo por encargue del imperio británico, que estaba detrás de todas estas maniobras debido a que el desarrollo del Paraguay lo hacía competir favorablemente con la industria británica, en particular la textil. Para rubricar la ignominia Paraguay debe firmar un préstamo de Gran Bretaña en conexión directa con su capitulación, sufriendo además un desastre demográfico terrible con la pérdida de hasta el 90% de su población masculina adulta y de más del 50% de su población total.
Éste y no la Batalla de Las Piedras es el verdadero origen del ejército oriental, “cubierto de gloria”, según expresiones del recientemente extinto general Iván Paulós. Por si quedaba alguna duda de su origen maloliente, el ejército y las otras dos fuerzas armadas orientales toman a su cargo la represión popular a partir del año 71 torturando, encarcelando y persiguiendo a todos los sectores populares que impulsaban un cambio libertario.
Tomemos sólo algunos de las “batallas” que dieron gloria al ejército actual:
- El episodio de las Muchachas de Abril, la matanza de tres adolescentes desarmadas en el barrio Brazo Oriental.5Tres generales, un coronel, dos mayores, tres capitanes y decenas de soldados armados a guerra asesinan brutalmente a tres muchachitas desarmadas, seguramente aterrorizadas, de 19 y 21 años, una de ellas embarazada.”

- El asesinato del desarmado matrimonio Martirena por tropas armadas a guerra, entre otras cosas con una ametralladora pesada.

- El robo y venta de bebés6


Para no mencionar las decenas de miles de torturados en los cuarteles, toda una generación y de que no existió en realidad ninguna guerra, sino puro y simple terrorismo de estado.
Estos mercenarios masacraron al pueblo paraguayo primero, por la plata, luego a su propia juventud a la que torturaron, violaron, secuestraron asesinaron y desaparecieron…por 20 dineros.
Estos hoplitas a sueldo nunca habían tenido acceso a las mujeres divinas, jóvenes y bellas muchas de ellas y encima idealistas y luchadoras, a las que violaron y vejaron de todas maneras. Los gritos y los lamentos de ellas deben estar aún vivos en las pesadillas de más de un militar de los más de trescientos de los que se conocen sus nombres.8


Tupamaros
Ante todo, debemos aclarar que nombramos bajo este término, no sólo a los integrantes del MLN-T, sino que incluimos a todos los criollos que se rebelaron contra la opresión y los procedimientos tiránicos, en particular a los maoístas del MIR/PCR, a los guevaristas del MRO/FARO, a los anarquistas de FAU/ROE/OPR33 y seguramente hubo también grupos menores que no recordamos o no conocemos, pero no menos dignos de ser considerados en esta categoría.
De paso, ya estamos estableciendo una de las características fundamentales del tupamaro: su rebeldía. Nadie que no sea rebelde puede considerarse entonces tupamaro.
Si bien pueden encontrarse raíces de rebelión violenta contra el sistema en los anarquistas primeros, en realidad todos los grupos tupamaros o casi todos tienen su origen el el Coordinador, organismo fundado a principios de la década del 60 que tenía como objetivo declarado la defensa y el apoyo a todos los gremios y organizaciones populares y a todas las manifestaciones de éstos que pudieran ser reprimidas, en particular por alguna intervención o influencia de la dictadura militar de Brasil.




Existieron fuertes vínculos entre los movimientos tupamaros y varios gremios, por ejemplo los cañeros del norte agremiados en UTAA, fundada por Raúl Sendic.
Nos referimos naturalmente al líder cañero y tupamaro, no al impostor Raúl Sendic Rodríguez, que usa el renombre de su padre para cosechar votos usurpando el nombre glorioso para confundir a la gente distraída.
Aquí encontramos otra característica fundamental del tupamaro: su apoyo a los gremios y organizaciones populares.
Cuando vemos las expresiones anti sindicales de Mujica, por ejemplo, “hay que hacer mierda a los gremios de la enseñanza” entre otras muchas de menosprecio y enfrentadas a organizaciones de trabajadores o asalariados y sus luchas reivindicativas, queda clarísimo que esas expresiones no vienen de un espíritu tupamaro.





Últimamente se dedicó a humillar e insultar a guardavidas de Rocha, cayendo prácticamente en la insania mental en su delirio antisindical.
Otra de las características definitorias del tupamaro es su espíritu de enfrentamiento con las fuerzas represivas, en particular con los torturadores, a quienes se ejecutó cada vez que fue posible.
Esto distancia claramente del núcleo tupamaro tanto a Mujica como a sus escuderos Bonomi, Huidobro y Rosadilla, prolijos cultivadores y excelentes lustradores de zapatos castrenses con sus lenguas.
Esta digresión es importante en particular para que la juventud no se confunda con quienes por un lado pueden pronunciarse o hasta creerse tupamaros, y por la otra actuar de forma completamente contradictoria con respecto a su verdadero espíritu.
En realidad, no hay porqué sorprenderse. Una cantidad de palabras y conceptos han sido privados de su verdadero significado para tomar muchas veces el sentido opuesto, por ejemplo: democracia, libertad, paz, etc. Sin ir más lejos las guerras y los bombardeos “humanitarios” o por la “paz”, etc.


Continúa con
La "derrota" de los tupamaros
Propuestas tupamaras


1http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2012/03/tupamaros-vs-mln-actual-parte-iii.html
2
http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2012/04/tupamaros-vs-mln-actual-parte-iv.html

3 Carlos Machado, Historia de los Orientales, Ediciones de la Banda Oriental, 1973

4 http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2011/04/el-ejercito-de-los-traidores-artigas.html

5
http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2015/04/el-honor-y-la-gloria-de-las-fuerzas_17.html

6
http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2011/11/gelman-el-robo-de-bebes-fue-un-crimen.html

7http://www.universidad.edu.uy/pmb/opac_css/index.php?lvl=notice_display&id=381&seule=1


8
http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2011/05/lista-de-uruguayos-denunciados-por.html


9 http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2015/08/el-traidor-redivivo.html

martes, 5 de enero de 2016

Los tupamaros son la decencia del pueblo uruguayo

Los tupamaros son la decencia del pueblo uruguayo



Ricardo Ferré


La dictadura legal de Pacheco Areco
En el año 68 Pacheco Areco, al asumir la presidencia de la república al morir el presidente Gestido, inició una etapa de desconocimiento de los poderes judicial y legislativo.
En cuanto al primero, cientos de personas fueron privadas de su libertad en cuarteles sin juicio previo, sin pasar por fiscales ni jueces competentes ni mucho menos contando con abogados defensores.
El poder legislativo fue ignorado ya que el ejecutivo pasó por encima de sus decisiones. Los decretos de aplicación de medidas prontas de seguridad eran levantados por el legislativo y esas decisiones no sólo eran ignoradas y no promulgadas por el ejecutivo, sino que éste las reimplantaba al día siguiente: un golpe de estado y una dictadura legal; el ejecutivo abusó claramente de las prerrogativas que le otorgaba la nueva constitución naranja.

musica

Resistir la opresión y la dictadura
Qué es lo que cualquier ciudadano decente no sólo puede sino debe hacer en caso claro de opresión y prepotencia desbordados?
Resistir está en la tapa del libro: resistir de todas las maneras posibles. El lisiado puede poner clavos en las cubiertas de los vehículos de la represión, los trabajadores deben organizar huelgas y paros, los estudiantes marchar y manifestaciones, las amas de casa caceroleos, como sólo ejemplos de lo que se puede y debe hacer.
Miles de estudiantes, obreros, oficinistas y asalariados recibieron ese llamado de la decencia. Los tupamaros ya estaban organizados previendo un eventual golpe de estado o una intervención de Brasil, así que fue una elección fácil: se integraron a las filas del MLN-T, que tomó el nombre de tupamaros, pero también a las otras organizaciones de resistencia mediante la acción directa que no detentaban el nombre pero que asumían igualmente esa calidad. Ellos enfrentaron a la represión con el riesgo claro de perder su libertad, su salud, sus bienes materiales y alejarse de su familia y sus seres queridos. El aval que le dieron esos miles de reclutas a los movimientos tupamaros fue el de resistir la opresión. Eventuales objetivos tácticos de este aval podían ser la renuncia de Pacheco o la restitución de las facultades constitucionales de los poderes judicial y legislativo. Puesto que las organizaciones tupamaras estaban organizadas con centralismo, asimilaron a estos miles de nuevos militantes y les confirieron sus objetivos socialistas que eran anteriores a su incorporación: socialismo, liberación nacional y eventualmente más tarde asalto armado al poder. No necesariamente las bases compartían, en particular este último.



La senda militarista
Cuando el MLN tomó una senda decididamente militarista, claramente expresada en el documento 5, inspirados en el aparatismo creciente, contaron con el consejo negativo de los compañeros militares que integraban ya sus filas. Gran parte de las bases eran completamente ignorantes de todo esto. Es probable que este objetivo superara tan brutalmente sus aspiraciones al ingresar, que hasta les podría haber causado escepticismo. Las bases tupamaras se podrían haber hecho matar por sus dirigentes. De hecho algunos lo demostraron en la práctica perdiendo su vida en acciones armadas o durante la tortura, pero la gran mayoría enfrentó la tortura, la pérdida de su libertad, de sus bienes, arriesgó su familia y su vida sin una queja. Existía un gran cariño y un gran respeto de las bases por sus líderes. También debemos señalar que los líderes correspondieron con un intenso cariño por esas estoicas y sufridas bases. Pero pensamos que posiblemente la dirección no acotó sus ambiciosas metas mediante un análisis de sus bases cuyo ingreso masivo a partir del año 68 está marcando metas parciales posibles. Una mayor sensibilidad de las direcciones sobre los alcances de los pensamientos de las bases podría eventualmente haber hecho más modestas las metas y haber aceptado el rol de apoyo a los movimientos populares con menos protagonismo propio.



El asalto al poder
El impoluto tupamaro Jorge Zabalza expresa en su recientemente publicado libro “La experiencia tupamara”1 que a fines del año 71 o principios del 72 todos sabían que se había emprendido el asalto al poder militar. La honestidad de Zabalza está fuera de toda duda. Es indudable entonces que en los círculos militantes de alto grado en los que él se movía, estaba aceptado este objetivo. Pero es muy dudoso que hubiera penetrado hasta los estratos de base, en particular del interior.



Luego del 73
En el año 73 el golpe de estado fue aun más claro. Los militares entraron en el Palacio Legislativo y disolvieron las cámaras. Muchos orientales bien nacidos y decentes trataron entonces de resistir, que sabían desde niños que es lo que se debe hacer en el caso de golpe de estado, pero las organizaciones tupamaras ya habían sido destrozadas y no estaban operativas ni tenían armas que ofrecer. Todos los orientales valientes que salieron a ofrecerse para resistir la opresión quedaron entonces frustrados. La mayoría de los tupamaros que ya habían comenzado a resistir antes estaban presos y habían sido brutalmente torturados, muchos de ellos habían hasta sido muertos por las fuerzas armadas o conjuntas y sus organizaciones lo único que podían ofrecer a los patriotas aspirantes a resistir era una exposición segura a la tortura y a la prisión; un sacrificio casi estéril e inútil.
Las autoridades del Partido Nacional, probablemente sometidas a fraude electoral, no se atrevieron a tomar las armas y se volcaron parcialmente al exilio, prefiriendo una estrategia menos riesgosa y más lenta, así que quienes quisieron optar por la resistencia armada al golpe de estado se quedaron sin opciones.


Gráfico del compañero Saracho, Gabriel Carbajales

Las pseudo revelaciones de Amodio y los derrotistas
Recientemente, en ocasión de la vuelta pública de Héctor Amodio Pérez y el anuncio de su segundo libro y de sus “revelaciones” sobre la interna tupamara, muchos salieron en las redes sociales anunciando vaticinios tempranos sobre la derrota tupamara y las presuntas suciedades de su vida interna. Esa gente “sabía” que los tupamaros iban a ser “derrotados” y lo había “advertido antes de los 70.
Pensamos en donde estarían sus autores cuando los tupamaros salieron a defender la decencia de todo el pueblo oriental frente a la prepotencia, la opresión y los excesos del poder político y militar. Si no eran de los 800.000 ciudadanos que votaron a favor de la constitución militar y que estaban de acuerdo con la dictadura de orientación fascista, entonces donde estaban?
Tener miedo a la tortura y a la prisión, eventualmente la muerte y la violación es normal, pero entonces que se diga que no se atrevieron, que esperaron el surgimiento de formas menos arriesgadas de militancia y que reconozcan a los que osaron desafiar esas plagas.

Fotp: Río de Libertad

La lucha del pueblo contra la dictadura
Más tarde, el pueblo oriental percibió lo horrible de la naturaleza opresora de la dictadura militar y encontró medios incruentos para derrocarla, culminandola con la increíble manifestación llamada Río de Libertad, en que participó la mitad de la población de Montevideo, pero quedó en esa etapa como ejemplo el de los tupamaros primigenios que marcaron con su sangre y sus lágrimas, en la soledad de las mazmorras de la tortura y la persecución, la heroica senda de la resistencia.

Los tupamaros fueron derrotados militarmente en el año 72. Pero la gente fue comprendiendo su sacrificio durante todo el resto de la dictadura militar y fue descubriendo el verdadero rostro del militarismo prepotente y opresor y elevando cada vez más a los tupamaros como los opuestos a éste e inspirándose en el sacrificio tupamaro.



La segunda derrota tupamara
Luego vino la otra derrota de los tupamaros, la más amarga. Los dirigentes que habían quedado vivos, mostrando por un lado una fingida faz tupamara, se entregaron a las ideas neoliberalistas y capitalistas más descarnadas y más contrarias al verdadero espíritu tupamaro, engañando así a la gente que los siguió, los votó y algunos, cada vez menos, aún los continúan siguiendo.
Por un lado estos renegados aceptan la impunidad de los militares y civiles delincuentes de lesa humanidad, culpables de torturas, violaciones, asesinatos, secuestros de adultos y de bebés…el polo opuesto del espíritu tupamaro de enfrentamiento con las fuerzas represivas.
Por otro lado aceptan la política del gobierno mujiquista de favorecer y privilegiar a las empresas multinacionales, sin ir más lejos con tratados secretos con Montes del Plata y Aratirí, descubiertos tan sólo por la acción esclarecedora del fiscal Viana. Los tupamaros primigenios mostraron, en particular con sus “comandos del hambre” mediante los cuales repartían la carga de camiones de mayoristas de la alimentación en las barriadas pobres, su clara inclinación a favor de éstos y contra las grandes empresas.
También han aceptado los renegados tupamaros hasta las misiones militares en Haití y en el Congo, apoyándolas de hecho en el parlamento, los ministerios y la presidencia.



El regalo para la derecha
Al decir de la militante tupamara Alma Bolón2 “El Pepe” fue el regalo con el que la derecha uruguaya nunca se había atrevido a soñar”. Pero Alma también advierte en ese su mismo trabajo que si bien el país  está lleno de “
viejos sensatos de derecha, preconizadores de un sentido común que aconseja doblar el lomo y laburar, puesto que se es pobre, chiquito y feo” también el país está lleno “de viejos guerrilleros, generosos y desinteresados, que antaño también pagaron caras sus convicciones”.





La victoria de los tupamaros
Y esa es la gran victoria de los tupamaros:
- por un lado el apoyo popular de los renegados, los colaboradores, y los entreguistas, con Mujica en primera línea y sus escuderos Fernández Huidobro, Bonomi, Rosadilla, Semproni y todos los demás, está basado en la falsedad y la mentira de que son tupamaros, cuando en el fondo representan todo lo contrario. Y este hecho se está descubriendo y se va a ir descubriendo cada vez más.
- por otro lado, aún viven muchos de los viejos luchadores tupamaros y también muchos nuevos adherentes que siguen fieles al pensamiento tupamaro verdadero, a su viejo líder el Bebe Sendic y a los compañeros muchos de los cuales sacrificaron su vida por esos ideales.
Como señala Zabalza en su libro mencionado más arriba, los tupamaros tuvieron originalmente el principio de negar la posibilidad de acceso al poder por la vía pacífica. Por lo tanto siempre fue esencial el principio de enfrentamiento con las fuerzas represivas del estado: las fuerzas armadas y la policía a las que se aceptaba que se deben destruir antes de construir una sociedad socialista.
También era esencial el principio de apoyo a los pobres y menos privilegiados, a los obreros y asalariados y a sus gremios y sindicatos.

Todos estos principios son violados por Mujica y sus secuaces. Es obvio que no creen en ninguno de ellos ni mucho menos luchan por ellos.
Se puede engañar a mucha gente durante un tiempo, pero tarde o temprano la verdad comienza a imponerse, y ese es y va a ser el gran triunfo tupamaro.
La única esperanza de la humanidad de perdurar frente a los desastres económicos, ecológicos y militares, es que ella es capaz de engendrar generaciones de ejemplares generosos y altruistas. Si en nuestro pequeño país fue posible el surgimiento de miles de seres con decencia y dignidad, en el mundo entero puede haber todo un conjunto que obedezca a consideraciones idealistas y no a la sed de poder y dinero.
Es necesario que supongamos que esta gente puede cambiar al mundo si es que la humanidad va a subsistir.





1 Jorge Zabalza, La experiencia tupamara. Pensando en futuras insurgencias, Editorial Letraeñe, 2015

2 http://federaciondebasespatriagrande.blogspot.com.uy/2013/09/el-14-de-abril.html

sábado, 2 de enero de 2016

Un recuerdo del cuartel de Mercedes

Un recuerdo del cuartel de Mercedes


Ricardo Ferré

Recientemente se publicó el libro del ”Tambero” Jorge Zabalza “La experiencia tupamara”1. En este libro aparece un pasaje en el que comenta la caída de los militantes del MLN- Tupamaros de Mercedes entre los que yo me encontraba y su período de interrogatorio y tortura en el cuartel de la ciudad.
Dice Zabalza relatando el principio del año 1972:
“En la ciudad de Mercedes se torturaba salvajemente a los compañeros detenidos en el Batallón de Infantería N° 5. Los transeúntes que pasaban por la calle del cuartel oían los gritos de los torturados. La información y el sentimiento de impotencia fueron transmitidos al grupo que se movía en los montes del Arroyo Negro. Raúl Sendic y otro compañero salieron sorteados para la operación de represalia. Discutieron si matarlo o herirlo y, en éste caso, en qué parte del cuerpo hacerlo. Ante las dudas, siempre atento a los vínculos de los tupamaros con sus raíces en la historia nacional, Raúl pensó en voz alta: ¿Y si lo degollamos como hacían en la Guerra Grande?. Los dos llegaron en bicicleta a la casa del teniente Gustavo Criado y golpearon a la puerta. El oficial vivía en estado de alerta y salió pistola en mano...pero, erró su disparo. Raúl replicó con su .45 y la bala dio en el vientre del torturador. Montaron las bicicletas y volvieron al monte. Hicieron lo que todos deseábamos hacer.”
En el parlamento el senador Enrique Erro impulsó la formación de una comisión investigadora sobre las torturas en el cuartel de Mercedes que nos fue a entrevistar a los tupamaros de Mercedes quw ya estábamos presos en la cárcel de la ciudad.



Entre los compañeros de la ciudad que estaban libres circulaban las versiones brindadas por las mujeres de los milicos que a su vez las habían oído de sus maridos.  Los milicos mercedarios contaban asombrados que yo me sonreía cuando me arrancaron todos los pelos del pecho estando de plantón con las piernas abiertas, las manos con los dedos cruzados atrás de la nuca y vestido sólo con un pantalón, pues era el verano de febrero y estaba a pleno sol. Esos relatos sirvieron para levantar la moral de esos compañeros entre los que circulaba. 





Y no era que yo estuviera burlándome de mis torturadores ni sintiéndome superior, sino que mi sonrisa creo que se debió sobre todo a lo extraño de la situación en que hay un hombre inerme casi desnudo y otro hombre adulto se acerca y le arranca los pelos del pecho. La situación tenía sin duda algo de psicodélico.
Sobre todo lo que pasó allí las emociones y los sentimientos que me recorrieron en esos días y los pensamientos que se disparaban como bólidos en defensa de mi integridad hay mucho para contar, pero lo dejamos para otro relato.
El cuartel de Mercedes no existe más. Sobre sus ruinas se construyó un moderno shopping centre con la terminal de buses de la ciudad.
No existen más, ni la cancha de pelota que fue la sede de mis plantones y de las palizas cuando caía de agotamiento, ni el calabozo donde me tiraban cuando tenían otra tarea u otra víctima para torturar.
Pero siguen la impunidad y los torturadores que se pasean por las calles uruguayas.






1 Jorge Zabalza, La experiencia tupamara. Pensando en futuras insurgencias, Editorial Letraeñe, 2015